El Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, continúa con su ronda de negociaciones para formar Gobierno, después de que así se lo propusiera el rey de España, Felipe VI.

La primera personas con la que se reunió el candidato socialista fue con la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas,  quien manifestó la posición de su partido de no querer apoyar un pacto de Gobierno con la formación de izquierdas Podemos.

Por su parte, el coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara y el diputado del mismo grupo, Alberto Garzón, dejaron claro su apoyo al programa de Gobierno progresista que propone Sánchez y no veta la entrada del partido de centro Ciudadanos. Su objetivo es apoyar un Gobierno de izquierdas que acabe con las medidas puestas en marcha por el Partido Popular.

Durante la reunión de Sánchez con Albert Rivera de Ciudadanos, ambos candidatos manifestaron su buena sintonía. Sin embargo, el líder de la formación emergente de centro destacó la importancia de negociar con el PP.

Este viernes, Pedro Sánchez se reúne con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, quien ya expresó que no negociará con el PSOE hasta que descarte a Ciudadanos en la formación del nuevo Gobierno.

Por su parte, el Partido Popular solicitó formalmente que el debate de investidura se celebre el 22 de febrero. El líder socialista había pedido un mes para llevar a cabo  la compleja tarea de formar Gobierno y evitar unas nuevas elecciones.