Según informaciones del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos 5.414 personas han fallecido en bombardeos perpetrados por la coalición internacional, encabezada por Estados Unidos, desde que comenzaron en septiembre de 2014.

Al menos 466 personas, del total de fallecidos, eran civiles, entre los que se encuentran 127 niños, que murieron durante los ataques en distintas provincias sirias. La mayoría de los civiles perdieron la vida entre el 30 de abril y el 1 de mayo de 2015, cuando atacaron el pueblo de Bir Mahali, en el que murieron 64 civiles.

El Estado Islámico ha tenido 4.793 bajas. Además de intentar acabar con el Estado Islámico, las tropas estadounidense han atacado al Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda. El 29 de junio se cumplirán dos años de la proclamación del califato del Estado Islámico en Siria e Irak.