Los centros comerciales de la capital venezolana, Caracas, tendrán que reducir a la mitad sus horarios de apertura, que ahora serán de cuatro horas al día.

La medida forma parte de un plan de racionamiento de energía impulsado por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, que ahora debe lidiar con este nuevo problema en una de las crisis, económica y política, más grande de la historia de ese país.

Según el Gobierno, la sequía es causada por El Niño que ha ocasionado un descenso significativo, y alarmante, del agua en 18  represas hidroeléctricas del país.

presa venezuela
Crisis eléctrica en Venezuela

Un portavoz de la asociación de minoristas del país dijo que la caída en las horas de trabajo tendría un impacto en el empleo.

La empresa estatal de energía, Corpoelec, había solicitado cortes dos veces al día,  de 13:00 a 15:00, y luego, entre las 19:00 y 21:00, pero la Cámara Venezolana de Centros Comerciales (Cavececo), dijo que había hecho una propuesta alternativa: que las tiendas abran a las 12:00 y cierren a las 19:00, lo que permite un ahorro de cinco horas de uso diario de energía.