Un tribunal de Perú condenó a entre 10 y 25 años de prisión a 10 militares por la matanza de 69 campesinos en Accomarca, Ayacucho, en el mes de agosto de 1985. La sentencia llega después de seis años de juicio y 30 años después de los hechos.

Entre los condenados a 25 años de cárcel están el general Wilfredo Mori y los oficiales Carlos Medina y Nelson González. En aquel momento Mori era el jefe político y militar de la región y encargó a los oficiales crear un plan para “capturar y/o destruir los elementos terroristas existentes en la quebrada de Huancayoc”.

Desde el tribunal explican que esta operación era una forma “ilegal” de combatir el terrorismo, ya que Mori desvió a su unidad del orden legal y los llevó a cometer hechos delictivos. El plan Huancayoc fue llevado a cabo por la patrulla Lince, dirigida por Telmo Hurtado, que fue condenado a 23 años de prisión, de los que ha cumplido 10.

Además otros seis autores materiales fueron condenados a 10 años. Asimismo la condena exige que los responsables paguen a cada una de las víctimas y sobrevivientes 44.000 dólares de reparación.