Dentro de muy poco los londinenses podrán disfrutar de una flota de 51 autobuses eléctricos que recorrerán las calles de la ciudad. Estos nuevos autobuses de un piso no solo producirán un 40% menos de CO2 que los anteriores, sino que además incorporaranenchufe enchufes USB para que los usuarios puedan cargar sus teléfonos móviles o otros aparatos tecnológicos durante su viaje. No obstante, estos enchufes se encontrarán únicamente en 12 asientos. Y esta no es la única novedad, estos nuevos autobuses incluirán pantallas digitales que mostrarán las cinco paradas siguientes, la hora de llegada y alertas que puedan afectar al transcurso del viaje, como por ejemplo el tráfico.

Por el momento solo podrán encontrarse los autobuses eléctricos en dos rutas: la 507 de Waterloo a Victoria y la 521 de Waterloo a London Bridge. Sadiq Khan ha confirmado que estas rutas se convertirán en las primeras líneas de autobuses totalmente eléctricos para el final del año y esta medida forma parte de la campaña por un aire más limpio.

En la actualidad, Londres solamente tiene 2.000 autobuses eléctricos híbridos que funcionan con una mezcla de diesel y eléctricos y reducen las emisiones un 30%.