Hace 16 años, el estadounidense Alex Lowe murió en una avalancha en el Tibet. Con él estaba su camarógrafo, David Bridges, que también quedó sepultado bajo la nieve. Ahora, los cuerpos de ambos fueron encontrados encapsulados en un glaciar de los Himalayas.

Lowe, de 40 años y Bridges, de 29, fueron arrastrados por una avalancha durante su ascensión al Shisha Pangma, una cumbre de 8.027 metros ubicada en la parte china de los Himalayas.

Los acompañaba otro alpinista, Conrad Anker, que pudo sobrevivir a la avalancha. Tiempo después, se casó con la viuda de Lowe y adoptó a sus tres hijos.

“Los padres de Alex están agradecidos de saber que encontraron el cuerpo de su hijo y que Conrad, los niños y yo vamos a hacer un peregrinaje a Shisha Pangma”, dijo la viuda, Jennifer Lowe-Anker, en un comunicado.