La enfermera escocesa, Pauline Cafferkey, ha sido dada de alta de un hospital de Londres tras ser atendida por tercera vez desde que contrajo el ébola en 2014.

La enfermera, de 40 años de edad, de South Lanarkshire, fue trasladada el martes pasado al Royal Free Hospital, después de haber sido admitida en el Hospital Queen Elizabeth de Glasgow.

El Royal Free Hospital dijo que había sido dada de alta y que su condición “no era infecciosa”.  Cafferkey fue tratada allí dos veces en el año 2015 después de contraer ébola en Sierra Leona el año anterior.

Royal_Free_Hospital_from_Hampstead_Heath_in_2009
La enfermera fue dada de alta del Royal Free Hospital. Imagen de archivo.

Un portavoz de la Royal Free Hospital, dijo: “Pauline Cafferkey ha sido dada de alta hoy del cuidado del Royal Free Hospital después de su ingreso debido a una complicación relacionada con la infección previa por el virus del ébola. Podemos confirmar que Pauline no tiene una condición es infecciosa”.

El virus del ébola sólo puede transmitirse por contacto directo con la sangre o fluidos corporales de una persona infectada, mientras que son sintomáticos. El secretario de Salud, Jeremy Hunt, después escribió en cuenta Twitter: “Es una noticia fantástica que Pauline Cafferkey ha sido dado de alta del hospital de nuevo”.