El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, advirtió este viernes en Estambul que abriría las fronteras de su país para dejar pasar a los refugiados que deseen llegar a Europa.

Esta amenaza fue realizada después de que este jueves el Parlamento Europeo votara la congelación de las negociaciones de adhesión con Turquía. Durante un discurso el mandatario turco afirmó: “Si van más lejos, abriremos las fronteras”.

A pesar de que las autoridades turcas afirmaron que esta decisión de congelar temporalmente las negociaciones no era vinculante, esta medida no ha sentado bien a su Ejecutivo. Turquía lleva solicitando pertenecer a la Unión Europea desde 1963.