El ministro de Cultura y Deporte español, Màxim Huerta, ha presentado este miércoles su dimisión, tras seis días en el cargo. El motivo de su renuncia es el descubrimiento de su condena por un fraude fiscal de 265.000 euros en 2014, por el que tuvo que pagar una multa de 365.000 euros.

Para el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no fue suficiente que actualmente hubiera solucionado sus problemas con Hacienda. Huerta señaló esta acción como un ataque “de la jauría” al Ejecutivo de Pedro Sánchez.

La información se publicó a las 8 de la mañana en El Confidencial. Màxim Huerta se declaró inocente y alegó que su decisión de dimitir había sido  tomada de forma personal. También comentó que “tratan de minar el proyecto de Pedro Sánchez”.

Su sustituto ha sido José Guirao Cabrera, que tiene una larga trayectoria en el mundo del arte y la gestión cultural.