El Ejecutivo en funciones de Mariano Rajoy se ha mostrado contrario a los ajustes económicos solicitados por parte de Bruselas. Desde el Gobierno han descarto que se vayan a congelar los fondos europeos por 1.100 millones, que impongan una multa a España por no haber cumplido con el déficit o que haya un ajuste de 10.000 millones de euros en los presupuestos.

El equipo económico de Mariano Rajoy defiende que el nivel de crecimiento de la economía española supera el 3% y que si continúan de esta forma alcanzarán los objetivos sin que se tengan que hacer más ajustes.

Encabezados por el ministro de Economía, Luis de Guindos, pretenden terminar con los ajustes de Bruselas argumentando el aumento del Producto Interior Bruto y la generación de empleo como mejores económicas. La negociación con la Unión Europea se encuentra en su fase final.