El Ministerio de Asuntos Exteriores de España está revisando el permiso que ha sido concedido a la flota rusa dirigida por el portaaviones Almirante Kuznetsov con dirección hacia el Mediterráneo Oriental para que haga escala en la ciudad autónoma de Ceuta.

El Secretario General de la  OTAN, Jens Stontenberg, recalcó este miércoles su preocupación por que un grupo de combate participe en el asalto final a Alepo, en Siria, junto con las tropas del régimen de Bashar al Assad.

Fuentes diplomáticas españolas informaron de que si comprueban que los tres buques rusos que se dirigen a Ceuta forman parte de la flota que va hacia Siria los permisos serán revocados. “Estamos a la espera de información detallada de la OTAN y la Embajada rusa”, comentaron.

La flota rusa suele hacer escala en el puerto de Ceuta. Desde 2011 ha parado en el puerto ceutí unas 60 veces.