La esposa del hombre armado que mató a 49 personas en una discoteca gay en Orlando, EE.UU, podría enfrentar cargos en relación con el ataque, según los últimos informes policiales.

Los fiscales han convocado a un gran jurado para investigar a Noor Salman, esposa de Omar Mateen, según medios norteamericanos.

La mujer declaró a la policía que trató de hablar a su marido para evitar que atacara a la discoteca Pulse donde murieron 49 personas, la mayoría jóvenes.

El ataque en la Florida es el peor tiroteo masivo en la historia reciente de Estados Unidos.

Cincuenta y tres personas resultaron heridas y seis permanecen en un estado crítico.

A Noor Salman se le puede acusar de 49 cargos de asesinato y 53 cargos de intento de asesinato, así como por no advertir a las autoridades sobre el ataque inminente.

Es posible que Mateen haya llamado a su mujer desde el interior del club, mientras las ejecuciones se llevaban a cabo.

Aunque Salman ha sido cuestionada por el ataque temprano el domingo, no ha sido detenida.

El senador estadounidense Angus King, un miembro del Comité de Inteligencia del Senado, que recibió un informe sobre la investigación, dijo a CNN que “parece que tenía algún conocimiento de lo que estaba pasando”.

“Definitivamente ella es, supongo que se podría decir, una persona de interés en este momento y nos puede proporcionar alguna información importante sobre lo ocurrido”, añadió.