Los operadores de los trenes del sudeste han advertido a los pasajeros que las estaciones Charing Cross y Waterloo East están cerradas hasta nuevo aviso por problemas.

Asimismo los pasajeros de las estaciones London Bridge y New Cross también han sido avisados de la posibilidad de retrasos de hasta una hora y cuarto.

Los ingenieros acudieron en un principio para resolver un fallo de señal entre London Bridge y New Cross, pero al llegar vieron que la vía estaba defectuosa.

Para poder reanudar el servicio con seguridad según declaró Southeastern, había que remplazar las vías.

Los trenes están siendo desviados hacia Victoria, Cannon Street y Blackfriars mientras los ingenieros arreglan la avería.  Se espera que esta interrupción dure hasta las 6 de la tarde.

Cualquier persona que se haya visto afectada por estos retrasos puede hacer una reclamación si ha sido mayor de 30 minutos.

Esta noticia llega tan solo un día después de que Southeastern fuera criticado por permitir que los trenes se saltaran estaciones con más frecuencia para evitar que los trenes llegaran tarde.