La venta de alcohol en los aeropuertos debe ser examinada después de una serie de incidentes recientes que involucran a pasajeros ebrios en los aviones. El nuevo ministro de Aviación dijo que no quería “matar por completo la alegría”, pero que había que asegurarse de que el sistema evite a los viajeros ebrios conseguir alcohol.

Las cifras muestran que 442 personas fueron detenidas bajo la sospecha de haber bebido alcohol en un aeropuerto o en un avión en los últimos dos años.

En un caso reciente una pasajera golpeó a un piloto de Easyjet en la cara después de recibir la orden de salir de un avión antes del despegue de Manchester.

En febrero, seis hombres fueron detenidos por la policía alemana después de que una pelea en pleno vuelo causó que un vuelo de Ryanair desde Luton a Bratislava, Eslovaquia, se desviara a Berlín.

Las estadísticas policiales obtenidas por la Asociación de la Prensa a través de libertad de información mostraron que al menos 442 personas fueron detenidas bajo la sospecha de ser bebido en un avión o en un aeropuerto en el Reino Unido entre marzo de 2014 y marzo de 2016, revela la BBC.

El organismo de comercio que representa a las compañías aéreas y aeropuertos del Reino Unido dijo que este tipo de incidentes eran “muy raros”, pero advirtió que podrían conducir a “serias consecuencias”.