Una investigación “urgente” se ha demandado después de que una bomba ficticia utilizada en un ejercicio de seguridad causara la cancelación de un partido de la Premier League en Old Trafford.

El partido entre el Manchester United y Bournemouth fue cancelado después de que el artefacto fue descubierto antes de comenzar el partido. Posteriormente fue detonado sin que hubieran heridos.

La policía dijo que la bomba fue dejada accidentalmente por una empresa privada en uno de los inodoros del estadio de 75 mil puestos.

El estadio fue evacuado 20 minutos antes del partido contra el Bournemouth que ahora se ha reorganizado para el martes a las 20:00 GMT.