La explosión de una bomba en una autobús interurbano en la zona israelí de Jerusalen, ha hecho revivir las escenas mas trágicas de la llamada Segunda Intifada (2000-2005).

El autobús quedo totalmente calcinado, al igual que otro coche y otro autobús que circulaban a su lado. En la explosión han resultado heridas 21 personas, dos de ellas muy graves. Este atentado eleva la tensión de la ola de violencia que se registra desde hace seis meses en Israel.

“Un examen policial ha verificado que una bomba explotó en la parte trasera de un autobús, causando heridas a los pasajeros e incendiando el autobús” indicaron fuentes de los servicios de seguridad.

La policía y el ejercito llevan varios meses enfrentándose a un incremento de los ataques, con un total de 28 israelíes y 201 palestinos, según fuentes israelíes.