Las instalaciones de la empresa privada Space X junto a la estación de lanzamientos de Cabo Cañaveral (Florida), registraron varias explosiones que crearon una intensa columna de humo negro.

La Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA) explicó que la explosión se produjo durante una prueba de un cohete no tripulado que debía lanzarse en los próximos días.

No se han reportado víctimas, aunque fuentes de Space X indicaron que la zona estaba libre de personal de la empresa.

“SpaceX confirma que durante la preparación para el despegue estático de hoy hubo una anomalía en la rampa de lanzamiento que resultó en la pérdida del vehículo y de su carga”, confirmó Spacex a la agencia DPA en un email. “Siguiendo el procedimiento estándar, la rampa estaba vacía y no hubo heridos”, añadió la empresa de Elon Musk.

El próximo cohete “Falcon 9” de SpaceX tenía previsto su despegue el sábado. Las numerosas explosiones dejaron una columna de humo que se pueden ver desde varios kilómetros de distancia.