La Unión Europea pretende iniciar a partir de este lunes la devolución de hasta 600 inmigrantes refugiados en Grecia a Turquía, que comenzaron a abandonar la isla de Lesbos a primera hora. Este supondrá el primer envío del criticado acuerdo que estableció Bruselas con Turquía para intentar atajar la crisis migratoria.

Según informó el periódico El País la mayoría de los expulsados son afganos y paquistaníes. Se ha establecido en el plan acordado entre Ankara y la Unión Europea, el primer grupo compuesto por 212 personas llegará al puerto turco de Dikeli.

El barco de la compañía Eletheferios Venizelos, con una capacidad de 2.500 personas, volverá a Grecia, para realizar al menos otro viaje de 137 personas. El año pasado llegaron 900.000 inmigrantes procedentes de Oriente Próximo, África y Asia a tierras europeas.