El joven Salah Abdeslam que fue acusado por participar en los atentados de París del pasado 13 de noviembre ha sido trasladado al país galo desde el norte de Bélgica según ha comentado hoy la fiscalía general.

El traslado se ha realizado a petición de Francia y tuvo lugar esta mañana por lo que abandonó la prisión de Beveren a primera hora.

El joven Abdeslam, que fue capturado tras cuatro meses de fuga, fue detenido en un barrio de Bélgica por la policía el pasado 18 de marzo.

Abdeslam, de 26 años de edad, era buscado en todo el mundo por su participación, junto a ISIS en los atentados del 13 de noviembre y según parece tenía como objetivo inmolarse en el Estadio de Francia, aunque finalmente se echó atrás y emprendió la huida