La red social Facebook anunció que no permitirá la venta de armas en sus páginas de Internet y extiende dicha prohibición a Instagram, su plataforma para compartir fotos.

Desde hace dos años ya Facebook limitaba el uso que se hacía de sus redes para la venta de armas.

Aunque Facebook e Instagram no permiten realizar ventas directas, sus redes eran utilizadas tanto por empresas de armas como por personas privadas para anunciar sus productos y propiciar transacciones.

Además, la medida se hace en consonancia con las resoluciones hechas por el presidente de EE.UU. Barak Obama.

La prohibición no se extiende a los vendedores con licencia de armas.