Este viernes Hezbolá anunció la muerte de Mustafá Badredin, uno de sus jefes militares, como consecuencia de una fuerte explosión que se registró en Damasco.

La cadena de televisión libanesa Al Mayadin informó de que el comandante de Hezbolá supuestamente falleció en un ataque aéreo de Israel que sucedió este martes en las cercanías del aeropuerto de Damasco.

Desde Hezbolá informaron de que “estamos investigando si la explosión fue causada por un bombardeo aéreo, un misil, o un ataque de artillería”. De momento, el partido no ha atribuido la autoría del ataque a nadie.

Desde Israel declinaron hacer declaraciones al respecto, pero el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reconoció hace un mes que sus fuerzas armadas han realizado operaciones en Siria. Sin embargo, el diario israelí Haaretz publicó que los indicios recogidos hasta el momento sobre la muerte Badredin no parecen apuntar a Israel, al igual que los medios de comunicación sirios y libaneses.

La ONU tenía una causa abierta contra Badredin por el asesinato del que fue primer ministro del Líbano, Rafic Hariri.