Una pareja británica y su hijo que fueron golpeados hasta quedar inconscientes en la calle durante sus vacaciones en Tailandia, ha presentado su testimonio ante los tribunales de ese país.
Rosmary Owen, de 65 años, su marido Lewis, de 68 años, y su hijo, también llamado Lewis, de 43 años, estaban de vacaciones en la ciudad turística de Hua Hin cuando presuntamente fueron agredidos durante un altercado con cuatro hombres tailandeses.
Rosmary Owen sufrió una lesión grave en la cabeza que requirió cirugía, y su marido e hijo tuvieron puntos de sutura a la cabeza por las heridas recibidas como consecuencia del ataque el 13 de abril pasado que ha sido captado en cámaras CCTV.
Los cuatro sospechosos han sido detenidos.
Rosmary Owen dijo: “Todavía tengo pesadillas. Y los dolores de cabeza están ahí todo el tiempo. No sé si siempre se quedará conmigo, en la memoria, pero por ahora tengo pesadillas y es triste que esto haya sucedido a mí por un pequeño grupo de gente de Tailandia, un pueblo al que amo”.
La víctima declaró antes de su regreso para el Reino Unido programado para este martes.