El suizo Roger Federer quedó eliminado del Masters 1000 de Roma tras perder en los octavos de final con Dominic Thiem, número 15 del mundo, por 7-6 (7-2) y 6-4 tras una hora y 18 minutos de juego.

Pero más allá de que una caída, el suizo afirmó que por los dolores en la espalda que arrastra hay serias chances de que no se presente en Roland Garros.

“Si estoy así, no jugaré en París”, declaró el suizo tras el partido, aunque expresó su confianza en que en diez días se sentirá mejor. “Mis opciones de hacer un gran torneo en París no son grandes, pero si puedo entrenarme unos días a fondo podría ir. El objetivo es poder entrenar al 100%. Que eso pueda ser en tres, cinco o siete días, ya no lo sé”, añadió, admitiendo que se siente “bastante lejos de estar al 100%”.