El FBI ha concluido su batalla con Apple. Finalmente el departamento de Justicia de Estados Unidos ha accedido sin ayuda de Apple al iPhone de Syed Farook, el terrorista que mató a 14 personas a tiros en San Bernardino, California, el pasado 2 de diciembre.

Melanie Newman, portavoz del Departamento de Justicia ha señalado que los investigadores están revisando la información en el teléfono siguiendo los procedimientos estándar en estos casos.

Muchas compañías tecnológicas y usuarios respaldaron a Apple en su negativa al FBI.  La batalla comenzó cuando la magistrada Sheri Pym ordenó a mediados de febrero a Apple ayudar al FBI a acceder a los datos del autor del tiroteo pero Apple se negó  alegando que así ponía en peligro la seguridad de los usuarios de iphone.

El Gobierno estadounidense destaca que es una prioridad que los agentes de la ley puedan acceder a información digital con el fin de proteger la seguridad nacional y de los ciudadanos.