Según informó la agencia de noticias Associated Press los forenses que están analizando los cadáveres del avión de EgyptAir, que se estrelló en el Mediterráneo, apuntan a que hubo una explosión a bordo.

Los restos humanos que se encontraron en el avión son de un tamaño muy reducido, por lo que todo parece indicar que se produjo una deflagración.

El vuelo de EgyptAir que hacía la ruta desde  París a El Cairo, desapareció el jueves, con 10 miembros de la tripulación y 56 pasajeros.

Los barcos y los aviones que están rastreando el mar de Alejandría, lugar donde se encontraron los restos de la aeronave, continúan la búsqueda de las cajas negras.