El gobierno francés ha instado a las ciudades que acogen la Eurocopa 2016 a prohibir la venta y el consumo de bebidas alcohólicas cerca de las zonas de aficionados.

La decisión se tomó tras tres días de enfrentamientos entre los aficionados y la policía en Marsella.

La UEFA está haciendo una investigación, después de que partidarios de Rusia se precipitaron sobre los hinchas ingleses en el estadio tras un empate en el partido del sábado.

Además, se ha alertado que si hay más eventos violentos el equipo inglés y el ruso podrían ser expulsados de la Eurocopa.

El gobierno del Reino Unido ha ofrecido enviar a la policía británica durante el próximo partido de Inglaterra en Lens el jueves próximo.

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, dijo: “He pedido todas las medidas necesarias que deben adoptarse para prohibir la venta, el consumo y el transporte de bebidas alcohólicas en las zonas sensibles los días de partido y el día antes, y en los días en zonas de aficionados también”.

La prohibición incluirá áreas públicas, así como tiendas y establecimientos sin licencia, dijo Cazeneuve.

“Los acontecimientos que tuvieron lugar en Marsella … son inaceptables. Inaceptable para las autoridades, inaceptable para la sociedad, inaceptable para los amantes del fútbol”, dijo Cazeneuve.

El próximo partido de Rusia ante Eslovaquia se llevará a cabo en Lille el miércoles – el día antes del partido de Inglaterra contra Gales.