El ministro británico de Finanzas, George Osborne, comentó que la economía del país se verá afectada por la decisión de salir de la Unión Europea, después de que ganara el Brexit en el referendo que tuvo lugar el pasado jueves.

Osborne había dicho que preparó un plan de ajuste de emergencia de 30.000 millones de libras si Reino Unido salía de la Unión Europea y que sería de aplicación inmediata, una vez esta circunstancia se diera.  Este lunes informó de que esperará a otoño para iniciar estos ajustes, cuando haya un nuevo primer ministro para aplicar recortes en sanidad y educación y aumentar los impuestos.

El ministro de Finanzas comentó que Reino Unido tiene “fortaleza” para plantar cara al reto desafío que supone el Brexit. Tras conocerse la noticia de la salida de Reino Unido de la Unión Europea la libra cayó un 12%, su nivel más bajo de 1985, pero a medida que han pasado las jornadas, la caída se está moderando y está cerca del 9%.