El pulso entre la firma china Huawei y la Administración de Donald Trump parece que le costará caro al gigante tecnológico. Google ha suspendido los negocios con Huawei que necesiten de transferencia de productos de hardware y software, excepto los que están cubiertos por licencia de código abierto, informó Reuters.

En otras palabras, los móviles de Huawei se quedaría sin las aplicaciones y las actualizaciones de Google, entre las que se encuentran Android y Gmail. Otras empresas del sector también han tomado la misma decisión, entre ellas Intel o Qualcomm.

Esta decisión ha sido tomada, después de que el Gobierno de Donald Trump, incluyera a Huawei en una lista negra comercial, aunque previamente ya se había acusado a la gigante tecnológica china de espionaje.

Según informó la BBC los dispositivos de Huawei, que actualmente están en circulación podrán actualizar las aplicaciones, los servicios de Google Play y las correcciones de seguridad. Sin embargo, cuando Google lance la próxima versión de Android con la que operan, a finales de año, es posible que no esté disponible para los dispositivos Huawei, ni que los próximos dispositivos de la marca puedan contar con las aplicaciones de Google.