Michael Gove, promotor del Brexit y uno de los principales candidatos para sustituir al primer ministro David Cameron, defendió su decisión de retirar el apoyo al exalcalde de Londres, Boris Johnson.

En una entrevista en el programa de Andrew Marr, Gove dijo que respaldar a Boris Johnson para primer ministro habría sido una “traición genuina para este país”.

Gove, quien trata de minimizar las acusaciones que le señalan de traidor, dijo que Johnson no está preparado para ser primer ministro.

El secretario de Justicia dijo que el ex alcalde de Londres, no pudo demostrar las cualidades necesarias para tomar el relevo de David Cameron.

Michael Gove tampoco quedó bien parado después de que un ex asistente le señaló de ‘chismoso’. Ben Wallace dijo que Gove tiene “una necesidad emocional de contar chismes, sobre todo cuando bebe alcohol, cosa que hace con demasiada frecuencia”.

El ex director de campaña de Boris Johnson se expresó así de Gove en el Daily Telegraph. Ben Wallace dijo que las cosas empezaron a ir mal en cuanto Gove se unió a la campaña de liderazgo conservador del ex alcalde de Londres y lo acusaron de estar detrás de las historias que se filtraron a los medios.