El operador ferroviario Govia Thameslink anunció nuevas medidas en respuesta a los problemas que está habiendo con el servicio de Southern Rail. Entre ellas destacan la organización de un calendario “once-in-a-life-time” y miles de asientos más para los pasajeros.

Govia Thameslink ha sido muy criticado por la reducción de los servicios después de las repetidas huelgas, cancelaciones y retrasos que han sufrido los pasajeros. El operador ferroviario prometió más trenes, servicios más rápidos, nuevas rutas y asientos adicionales para 2018.

Los críticos creen que este anuncio ha sido para responder a las demandas de los pasajeros y de los parlamentarios, que han llegado a comentar que Govia Thameslink debe ser despojado del contrato de servicio de trenes por los problemas que está teniendo.

Por su parte, el operador ferroviario desmintió estas afirmaciones y dijo que las mejoras han sido posibles gracias a la remodelación de la estación de la estación de London Bridge y el programa de Thameslink patrocinado por el Gobierno.