Primero fue el primer ministro David Cameron con los supuestos países más corruptos, ahora la reina Isabel II ha sido grabada diciendo que los funcionarios chinos que vinieron en una visita oficial con el presidente Xi Jinping, el año pasado fueron ‘very rude’ o “muy desagradables”.

La reina conversaba sobre el trato a la embajadora británica en China con un alto oficial de policía en una fiesta en el jardín del Palacio de Buckingham cuando fue captada por la cámara.

El Palacio de Buckingham dijo que la visita de China había sido “un gran éxito”.

Los funcionarios chinos en Londres y Pekín también recordaron el “éxito” de la visita.

La invitación al presidente Xi fue parte de la política del gobierno para promover la inversión china.

Las observaciones de la reina fueron grabadas cuando conoció a la comandante de la Policía Lucy D’Orsi, que le dice a  la monarca que ella había supervisado la seguridad durante la visita del presidente Xi al Reino Unido en octubre pasado

A la reina entonces se ele escucha decir “Oh, mala suerte”.