Un guardia civil de 31 años, ha sido detenido este lunes tras supuestamente matar de cinco disparos a un hombre de nacionalidad marroquí, de 39 años, durante una discusión de tráfico en la autovía de Valencia (A-3) mientras se encontraba fuera de servicio. El detenido ha dado positivo en cannabis, tras ser sometido a una prueba de detección de drogas y de alcoholemia, según fuentes de la investigación.

Los hechos se han producido por la mañana en el kilómetro 67 de la A-3, en los carriles en sentido a Valencia, en el término municipal de Fuentidueña de Tajo. Según las primeras investigaciones, se ha producido un pique entre los dos conductores. El guardia civil llevaba un BMW azul mientras que el ciudadano marroquí iba a los mandos de un Opel gris. Unas fuentes apuntan a que el conductor de este último vehículo ha tenido un accidente por alcance con el BMW, pese a lo cual no ha parado.

Las primeras declaraciones que ha hecho el detenido son que ha actuado “en legítima defensa”. Eso sí, no se ha encontrado ningún arma en posesión del fallecido. Los agentes de Homicidios están a la espera de tomarle declaración en presencia de su abogado