Rafael Caro Quintero, dirigente del desaparecido cártel de Guadalajara durante los años 80, está reagrupando efectivos y tomando las armas. Tras pasar 28 años en la cárcel, Caro Quintero, ha decidido volver a la acción y disputarle el territorio al cártel de Sinaloa, dirigido por El ‘Chapo’ Guzmán, llegando a atacar la casa de su madre supuestamente.

La fiscalía ha comentado que una nueva guerra de narcos se ha iniciado en México. Conocido como el Narco de Narcos, Rafael Caro Quintero, fue uno de los ejecutores de las rutas que harían llegar la droga a Estados  Unidos, el mayor mercado del mundo para estos productos.

Según informaron las fuerzas de inteligencia militar Caro Quintero se habría asociado con el cártel Beltrán Leyva, enemigos de El Chapo, para disputarle su territorio. El fiscal general de Chihuahua, Jorge González Nicolás, ha denunciado que el Narco de Narcos quiere tomar el control de Chihuahua y Ciudad Juárez, la puerta hacia Estados Unidos. La Agencia de Narcóticos Estadounidenses (DEA) ha ofrecido hasta cinco millones de dólares por su captura.