El cadáver encontrado este miércoles por la Guardia Civil en la zona de La Peñota, de la sierra madrileña, es el de Blanca Fernández Ochoa.

El hallazgo ha sido comunicado a los familiares de Blanca que se encontraban en la zona de coordinación del aparcamiento de Las Dehesas, que han abandonado la carpa en la que se encontraban.

El cuerpo ha sido hallado por la Guardia Civil en el tercer día del dispositivo de búsqueda desplegado en la zona de Cercedilla para encontrar a la ex esquiadora, desaparecida desde el 24 de agosto y cuyo coche fue encontrado en el aparcamiento de Las Dehesas, a dos horas del hallazgo del cadáver.

Otras fuentes han indicado a Efe que un ciudadano alertó a los investigadores de que había visto a Blanca, que no llevaba mochila y se dirigía al pico de La Peñota.

La deportista fue vista por última vez en un supermercado de Pozuelo de Alarcón (Madrid), el pasado sábado 24 de agosto.

La búsqueda de la deportista se centró en toda la zona de Siete Picos y las áreas próximas, según el comisario jefe de la Udyco, José Antonio Rodríguez, porque son lugares que Fernández Ochoa solía frecuentar.

Son terrenos, ha indicó el oficial al concluir el martes, que “conocía y que le gustaban”, pero que son “muy complicados” y con una vegetación “excesiva”, lo que complica los trabajos.

Rodríguez ha insistido en que no se pueden arrojar datos sobre la investigación policial, porque está bajo secreto, pero ha sostenido que se siguen barajando “varias hipótesis, unas con más fuerza que otras, pero todas siguen abiertas”.