Un total de 11 niños han resultado heridos en un ataque de un perro en un parque de juegos  en Blyth, Northumberland.

El perro, de raza Staffordshire Bull Terrier, tuvo que se dominado por un padre después de que mordiera a los niños. Todos sufrieron heridas por mordedura, ya que quedaron atrapados en el parque que tenía una cerca.

Tres de los niños tuvieron que permanecer en el hospital durante la noche después del ataque, que ocurrió alrededor de las 18:30 GMT del miércoles.

Posteriormente, la policía detuvo a una mujer de 37 años de edad, bajo sospecha de tener un perro peligroso fuera de control. Entre los heridos hay una niña de siete años de edad que necesitará injertos de piel.

El padre de uno de los niños heridos logró atrapar al perro antes de que la policía llegara para encargarse del can que estaba descontrolado.