Según informó el diario The Guardian, el acuerdo de energía nuclear Hinkley podría perjudicar a los contribuyentes. Las informaciones que maneja la publicación británica afirman que si un futuro Gobierno quisiera cerrar la planta nuclear antes del año 2060, tendría que abonar 22 billones de libras. Asimismo, la empresa EDF tendría garantizado el triple del precio de la electricidad actual durante 35 años.

Este acuerdo alcanzado con EDF, compromete a los británicos a pagar los subsidios por un valor de 40 billones en términos reales, ofrece garantías estatales para la destrucción de residuos nucleares y permite que la planta empiece a producir electricidad como muy tarde en 2033.

Centra nuclear. Imagen de archivo.
Centra nuclear. Imagen de archivo.

La profesora de la Universidad de Exeter y experta en política energética, Catherine Mitchell, explicó que “el Gobierno ya está pagando un alto precio por un tiempo increíblemente largo. Eso debería ser suficiente para un contrato de negocios”.

Por su parte, un portavoz del Departamento de Energía y Cambio Climático anunció que “Hinkley Point C dará un gran impulso a nuestro suministro de energía y a nuestra economía”.