Los pasajeros del metro se enfrentan a graves retrasos en la Northern Line en plena hora punta de esta mañana debido a que un hombre ha sido golpeado por un tren en la estación de Kennington.

Los servicios de emergencia han llegado rápidamente a la estación que ha sido cerrada tras el incidente alrededor de las 6,30 de esta mañana.

La Northern Line ha sido suspendida entre Morden y Moorgate y Waterloo y Kennington con grandes retrasos en el resto de la línea, según ha dicho Transport for London.

Varias estaciones de esta línea han sido cerradas para prevenir aglomeraciones.

Numerosos usuarios del servicio se han visto obligados a abandonar las estaciones de Oval y Tooting Bec, y en las estaciones de Balham y Clapham South decenas de pasajeros se han concentrado en las salidas de las estaciones y en las paradas de autobús más cercanas tratando de encontrar rutas alternativas para ir a trabajar

El suceso está siendo tratado como no sospechoso. Los médicos han atendido a la víctima en la misma estación antes de ser trasladado a un centro médico.

Por el momento, transport for London está trabajando para reanudar los servicios con normalidad lo antes posible.