El huracán Matthew que se esperaba esta madrugada en el norte de Miami, EE.UU., ha dejado al menos 300 muertos solo en Haití tras su paso por el Caribe.

La mayoría de las muertes fueron en Les Cayes, Dame Marie y Jeremie, en el departamento sur, donde todavía no ha sido posible restaurar los servicios telefónicos ni de internet.

La responsable de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), Sandra Honoré, reiteró el apoyo de esa organización al país en estos «momentos duros» y aseguró que siempre estará junto a los haitianos para asistir a los que están sufriendo.

El impacto del huracán Matthew en Haití obligó a las autoridades electorales a aplazar los comicios generales que estaban programados para el próximo domingo.

Matthew es un huracán de categoría 4 en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de 5, y se espera un “fortalecimiento adicional” de sus vientos, aunque “debería permanecer como un ciclón categoría 4 mientras se aproxima a Florida”, advirtieron los meteorólogos.

El presidente de EE.UU. Barack Obama firmó una declaración de emergencia para el estado de Florida que permite destinar ayuda federal para hacer frente a las “condiciones de emergencia” por Matthew.