El gobierno británico impondrá un contrato a los médicos en formación en Inglaterra tras las huelgas que han realizado los especialistas sin que se llegue a un acuerdo sobre mejoras salariales.

El jefe negociador Sir David Dalton aconsejó al gobierno a hacer “lo que considere necesario” para poner fin al estancamiento de las conversaciones con la Asociación Médica Británica (BMA).

La prensa británica destaca que la Asociación rechazó una oferta del gobierno, que incluía una concesión de pagos por sábados trabajados.

Los médicos concluyeron una segunda huelga de 24 horas a las 08:00 del jueves que afectó más de 3 mil intervenciones quirúrgicas, aunque no las emergencias.

La última oferta del gobierno era mucho más generosa que la propuesta anterior, cuando la barra de paga extra se fijó en uno de cada tres sábados trabajados. La oferta también incluye el un pago extra por muchas horas de trabajo.

El conflicto planteado por los médicos en formación aun no tiene una salida clara.