Barrio de Molenbeek
Barrio de Molenbeek

Tras los atentados del 22 de marzo, el movimiento ultraderechista Generación Identitaria, organizó una manifestación xenófoba y anti-inmigración en el municipio belga de Molenbeek, conocido por haber sido zona de paso para los terroristas de París, Madrid y Bruselas, por su mayoría de población musulmana, y por las elevadas tasas de paro y delincuencia.

En respuesta, grupos antirracistas organizaron contramanifestaciones en el municipio para el mismo dia.

Para evitar tensiones y altercados, el ministro presidente Rudi Vervoort, hizo pública la prohibición de todo tipo de manifestación en la ciudad. No obstante, tanto miembros de extrema derecha, como contramanifestantes aparecieron e intentaron realizar sus respectivas protestas.

Pese a que no hubo incidentes graves, los cuerpos de seguridad del estado arrestaron alrededor de un centenar de manifestantes durante la jornada que más tarde fueron puestos en libertad. Entre ellos, 5 españoles miembros del 15M en Bruselas.