Según los expertos, la polución del aire en Londres mata a más de 9000 personas al año. Este temor a la contaminación, ha elevado las ventas de vehículos “verdes”.

Cerca de 800 coches eléctricos, incluyendo los híbridos, han sido registrados en Londres durante los tres primeros meses de este año; engrosando el total de más de 5000 vehículos de estas características circulando en la ciudad. Cifras impresionantes, si tenemos en cuenta que, en 2010, sólo se registraron 61.

Esto ha impulsado la creación de nuevas infraestructuras en la ciudad: cada vez encontramos más puestos de carga destinados a estos coches.

Espacio reservado para el aparcamiento de un coche eléctrico
Espacio reservado para el aparcamiento de un coche eléctrico

Los coches eléctricos, sin embargo, no libran a sus conductores del problema más común de Londres: encontrar aparcamiento. Es por esto que las ventas no han aumentado de la misma manera entre los habitantes del centro, siendo mucho más frecuentes en las zonas sur y sur-este.

En cualquier caso, Gran Bretaña está, actualmente, a la cabeza de Europa en cuanto a venta de vehículos de bajas emisiones.