India lanzó al espacio una sonda destinada a posarse el 6 de septiembre en la Luna, en el segundo intento de convertirse en el cuarto país en posar un aparato en el satélite natural de la Tierra.

Chandrayaan-2 despegó desde su centro de lanzamiento de Sriharikota, en el sureste de India, una semana después de que un problema técnico obligara a anular un primer lanzamiento.

Desde el inicio el domingo de la cuenta atrás para este nuevo lanzamiento, Investigación Espacial de la India (ISRO) ha ido informando en su cuenta oficial de Twitter de cada nueva fase, centradas por el momento en llenar los depósitos del cohete