Un joven universitario, campeón de natación y estudiante en la prestigiosa universidad de Stanford ha sido condenado a seis meses de prisión por violar a una joven durante una fiesta. La leve condena ha desatado una oleada de indignación en Estados Unidos, donde más de 300.000 personas han firmado una petición en la que se pide la recusacion del magistrado.

Este tipo de crimen se castiga con 14 años de cárcel en California, la acusación pidió seis años, algo que al juez Persky le pareció excesivo según sus propias declaraciones. El juez declaró que este individuo no presentaba ningún peligro contra la sociedad, y que una sentencia de cárcel tendría un impacto severo en el.

El joven fue visto cuando intentaba huir del lugar donde cometió la violación, después de abandonar a la victima semidesnuda e inconsciente al lado de un contenedor de basura. Unos jóvenes lo vieron y lo detuvieron hasta que llegó la policía La victima fue llevada al hospital hasta que recuperó la consciencia y fue informada que había sido victima de una violación

La victima escribió una carta de 12 páginas quejándose por la poca gravedad que se le ha dado a su caso, y como el hecho de que el joven sea una estrella del deporte universitario haya actuado como atenuante en su caso. Y se pregunta si su caso hubiera sido el mismo si hubiera sido violada por un estudiante con pocos medios económicos

EEUU sigue sin hallar el modo de reducir las elevadas tasas de abusos sexuales en sus universidades.