El embajador de Afganistán en Islamabad anunció que su país contrató abogados para defender a la mujer afgana, la refugiada famosa por su retrato publicado en una portada de la revista National Geographic y que fue detenida en Pakistán por posesión ilegal de documentos paquistaníes luego de sobornar a tres funcionarios; cargos por los que podrían enfrentar 14 años de cárcel.

“Espero que Sharbat Gula sea liberada en los próximos dos días y se reúna con su familia”, escribió el jefe de la misión diplomática afgana, Omar Zakhilwal.

El fotógrafo también informó en la red social Facebook que se puso en contacto con un “destacado abogado de derechos humanos en Pakistán” e instó a la comunidad internacional “para hablar en su nombre y en el de millones que simplemente necesitan un lugar para vivir sin miedo”.

“Se suponía que después de ser redescubierta por National Geographic debería haber tenido ayuda y hallarse en una mejor situación económica, pero no fue así. Su marido murió y tiene que ganar el sustento para sus cuatro hijos”, indicó Zakhilwal y se comprometió a “hacer todo lo que pueda para ayudarla legal y financieramente”.

“Ella ha sido el símbolo de los refugiados durante décadas y ahora se ha convertido en la cara de los migrantes no deseados. Como viuda, luchó para criar a sus cuatro hijos sola y es una de los millones de valientes, hombres y mujeres, que soportan cualquier dolor y dificultad para proteger los más preciado, sus hijos”, reconoció el fotógrafo.

Gula fue inmortalizada por McCurry en un campo de refugiados de Peshawar en 1985.