Investigación secreta sobre la trama rusa genera nuevas tensiones

0
70
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Imagen de archivo.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Imagen de archivo.

Dos funcionarios del Congreso de Estados Unidos que viajaron a Londres en julio y trataron de ponerse en contacto con el ex oficial de inteligencia británico Christopher Steele, fueron enviados por un antiguo asesor de Devin Nunes, presidente del comité de inteligencia de la Cámara y aliado cercano de la Casa Blanca.

El viaje ha traído de vuelta a la superficie una lucha continua por el control de la investigación del comité sobre el papel de Moscú en las elecciones de 2016 en Estados Unidos. La fiabilidad de un expediente compilado por Steele, que contiene alegaciones explosivas de una conspiración secreta entre Trump y el Kremlin, es una parte clave de esa investigación.

Los dos empleados se presentaron sin previo aviso en las oficinas de abogados de Steele mientras el ex oficial del MI6 estaba en el edificio, según un informe de Politico el viernes. Pero el líder demócrata del comité, Adam Schiff, dijo el domingo que ni él ni su homólogo republicano habían sido informados sobre el viaje de los empleados a Londres.

Un funcionario del congreso insistió, sin embargo, que los empleados estaban en Londres en asuntos oficiales del comité. Dijo que se les había dicho que hicieran contacto con los abogados de Steele, en lugar de con el propio Steele.