Los pilotos de Lufthansa han respaldado durante este martes otro día de huelga, cancelando cientos de vuelos y dejando en tierra a decenas de miles de pasajeros.

Según un portavoz de la aerolínea alemana, este parón ha afectado a un total de 816 vuelos y 82000 pasajeros. Está previsto que la huelga continúe también este miércoles cancelando hasta 890 vuelos y afectando a 98000 pasajeros.

Los vuelos operados por Germanwings, Eurowings, Air Dolomiti, Austrian Airlines, SWISS y Brussels Airlines no se verán afectados y seguirán funcionando con normalidad.

El sindicato de pilotos Vereinigung Cockpit ha advertido que no descarta paradas adicionales. La aerolínea ha declarado que se trata de una situación sin precedentes y que esta huelga de pilotos no está relacionada con el otro conflicto laboral de Lufthansa con los equipos de cabina. Esta es la decimocuarta ronda de huelgas durante la negociación del actual convenio colectivo de los pilotos de Lufthansa que cubre salarios y planes de jubilación anticipada desde principios de 2014. No hay ningún acuerdo a la vista entre el sindicato de pilotos y la compañía, cuya última oferta mejorada propuso un incremento gradual del salario del 4.4 por ciento hasta 2018. Los pilotos rechazaron esta última oferta corporativa, tras haber rechazado previamente un aumento salarial del 2,5 por ciento hasta 2018, exigen un aumento del 22 por ciento y se niegan a abrir un proceso de arbitraje.