El hallazgo de un chico de 15 años comenzó a generar dudas. Un arqueólogo asegura que trabajó en esa zona y que no hay ninguna civilización perdida en ese lugar.

Es el arqueólogo Geoffrey E. Braswell, de la Universidad de California en San Diego, quien dijo que la presunta “ciudad maya perdida” descubierta por el adolescente William Gadoury en realidad podría tratarse de otra cosa. En una carta enviada al diario The Washington Post, afirma que la imagen satelital en la que el joven canadiense fundamenta su presunto hallazgo corresponde con la laguna El Civalón, y las dos figuras rectangulares se tratarían de campos de marihuana, los que afirma ser muy comunes en esa zona.

Además, Braswell añadió que en esa región no hay pirámides, únicamente un sitio arqueológico colonial cercano, que formaba parte de la vía real española que unía a Campeche y el lago Petén Itzá, en Guatemala.