La Corte Interamericana de Derechos Humanos, ha exigido por primera vez desde que comenzó la crisis en Nicaragua, el organismo emitió una resolución en la que exige al Estado nicaragüense adoptar “medidas urgentes” a favor de al menos 17 detenidos en las protestas, que desde hace más de un año, exigen el fin del gobierno sandinista de Daniel Ortega.

Asimismo, esta resolución solicita la excarcelación de nueve presos políticos, entre ellos:, los líderes juveniles Yubrank Suazo, Amaya Coppens, y los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda.

   Este escrito fue divulgado a través de un comunicado en el que se manifestó que “concurren suficientes elementos para determinar la existencia de una situación de extrema gravedad” exigiendo al Estado que tome medidas para “evitar daños irreparables a los derechos de la salud, vida e integridad personal”.