La Cruz Roja en Ecuador anunció que suspendió la atención con ambulancias en el país, debido a la falta de garantías necesarias para brindar seguridad a su personal.

La organización humanitaria dijo que sus socorristas sufrieron continuas agresiones durante las manifestaciones contra la decisión del gobierno del presidente Lenín Moreno de eliminar los subsidios a los combustibles. Dijo, además, que hay un irregular abastecimiento de sangre en el país, que afecta al tratamiento médico de las personas en urgencias.

No se ha podido recolectar sangre porque los donantes no han logrado llegar a los puntos de donación. En un día normal se recolectan cerca de 800 unidades de sangre diarias, en todo el país. Hoy llega a 400 unidades.

En la manifestación se leen carteles de rechazo a la corrupción, a Moreno, al FMI, a Estados Unidos, y otras en la que aseguran que “violento no es el pueblo que lucha sino el Estado que reprime”.

Ecuador está bajo estado de excepción desde el pasado jueves cuando se dio la primera de dos jornadas de paralización absoluta de transporte público, en medio de la cual ocurrieron desmanes y saqueos.