La denominada “droga caníbal” se ha puesto recientemente de moda  en las calles londinenses generando preocupación.

Se trata de un potente estimulante utilizado en los años 50. Esta droga se hizo famosa a raíz de un caso en Florida y se ha extendido su uso a varios países y ahora ha llegado a la capital del Reino Unido.

Sus síntomas son sensación de ardor por todo el cuerpo, paranoias violentas y un instinto salvaje irrefrenable. A penas hay estudios sobre esta droga, por lo que se han extremado las precauciones.

Por el momento no se ha reportado ningún suceso grave.